::::::Territorio

Clima

Ollagüe se inserta dentro de un sistema climático desértico marginal de altura (BWH), con una fuerte oscilación térmica diaria, cielos limpios y con vientos que alcanzan los 60 k/h, existen precipitaciones ocasionales durante el año. En la comuna se presentan sólo dos estaciones invernales: la altiplánica y la estacional. Todas estas condiciones atmosféricas provocan una extrema aridez y grandes oscilaciones térmicas, las cuales son las causantes de una escasa vegetación y de una fauna sólo reservada a los animales de altura (camélidos, parinas, vizcachas, etc.).

Hidrografía

La hidrografía en la comuna presenta un sistema de endorreísmo (las aguas que escurren no alcanzan al océano), el cual es característico de los relieves altiplánicos, cuyo nivel de base está dado por los salares, entre los más importantes se destacan los salares: Ascotán y Carcote.

Geología

En términos geológicos es posible diferenciar diversas unidades en la comuna, asociadas al Terciario, Cuaternario y a formaciones más recientes. Se distingue, primero una unidad cuyo material litológico corresponde a andesitas de origen volcánico, datada en el terciario, distribuida en secuencias monoclinales desde el cerro Puntilla de San Martín, que separa los salares de Ascotán y Carcote, con inclinación sur. Al Sur -Oeste del salar de Carcote surge una unidad de tobas ignimbritas, pumicitas y cineríticas asociadas al Terciario Superior, que también aflora (aunque en menor medida) en el sector de Ascotán. Una tercera unidad está dada por andesitas volcánicas originadas en el cuaternario, constituida principalmente por andesitas piroxénicas y hornabléndicas. Entre la quebrada Honda y la de Cebollar y en el borde de las coladas provenientes del Volcán Chela aflora una unidad geológica constituida por secuencias de rocas piroclásticas que fueron esparcidas por conos volcánicos en una gran superficie en torno a su centro durante el Plioceno, alternando en su disposición principalmente clastos de pómez y roca escoriácea. La última unidad es de orden sedimentario, constituida por depósitos aluviales y salinos situados al pie y él los faldeos volcánicos. Los primeros se asocian a andesita, rocas escoráceas y piroclastos, de una amplia heterogeneidad granulométrica en relación a la altura, que va desde la grava hasta la arcilla-limosa. Los segundos corresponden a salares andinos, de composición salino-pediment dendrítica, con una lata presencia de halita y yeso y altas concentraciones de compuestos boratos.(Figueroa Oscar, Herrera Christian, 1995)

Geomorfología

El relieve de la comuna de Ollagüe presenta rasgos geográficos y ecológicos similares a aquellos ubicados en la vecina región denominada ”Altiplano Meridional” o Altiplano Intermontano (Arellano & Beberián, 1981:52¸Nielsen, 1998: 66-70), ya que la geomorfología de la zona se caracteriza por la presencia de una serie de accidentes orográficos e hidrográficos, entre los que destacan cuencas menores o bolsones fisiográficos en los que se han formado lagunas y salares testigos de antiguos eventos geológicos que han producido en el lenguaje coloquial la denominación “Comuna de Volcanes y Salares Eternos”. En cuanto a la morfología de la comuna de Ollagüe se presentan tres unidades, las que de Este a Oeste son :

  • Unidad Morfológica Occidental: se localiza en la parte más occidental de la comuna y corresponde al extremo oriental del volcán Aucanquilcha. Su aspecto fisiográfico queda definido por varias lavas antiguas que fluyeron hacia el este, las cuales se presentan erodadas. También son características una serie de quebradas orientadas Este-Oeste, las cuales conducen sus productos de denudación hacia el salar de San Martín.
  • Unidad Morfológica Central: esta unidad corresponde a los bloques deprimidos. La morfología, la constituyen los salares Ollagüe, Carcote y Ascotán, los cuales se caracterizan por tener un relieve plano. Sin embargo, esta monotonía de relieve se ve interrumpida por una serie de pequeños cerros islas de lomajes suaves.
  • Unidad Morfológica Oriental:esta unidad está compuesta por un cordón montañoso en donde se encuentran el volcán Ollagüe y una cadena de cerros menores como el Peineta.

Suelos

Los suelos comunales pueden dividirse en suelos montañosos y suelos más profundos. Los primeros presentan pendientes fuertes, con un manto excesivamente delgado y pedregoso e íntimamente relacionado con la roca subyacente y comprenden los suelos de los estratos volcanes y de los relieves montañosos de la cordillera del medio. En tanto que los suelos más profundos están formados por acumulación de materiales erosionados de las partes más altas, los cuales se encuentran impregnados de sulfatos y carbonatos de calcio y magnesio; éstos se dispersan en las partes de más baja pendiente como la fosa del río Loa. Los materiales coluviales que se extienden en las pampas y quebradas principalmente, son de origen más o menos recientes, éstos descienden en forma de pendientes cóncavas de los cerros rocosos, siendo su proceso erosivo de carácter intermitente, debido a las escasas tormentas.

Fauna

En cuanto a la fauna de Ollagüe, se presentan dos tipos: Aves y Mamíferos.

  • Aves: Son las que se presentan en una mayor densidad y diversidad, cuya relación parcial se indica a continuación: Suri o Ñandú (Pterocnemia pennata), Kiula o Perdiz de la Puna (Tinamotis pentlandii), Guallata (Chloephaga melanoptera), Aguilucho Buteo polyosoma), Halcón Peregrino (Falco peregrinus), Tagua Americana (Fulica americana), Tagua Comuda (Tagua cornuta), Chorlo de la Puna (Charadrius alticola) y el Cóndor (Vultur griphus).
  • Mamíferos: Entre los mamíferos destaca: Ratoncito Andino (Akodón andinus), Lauchón de la Puna (Auliscomys sublimi), Tuco- Tuco de la Puna (Ctenomys opimus), Zorro Culpeo (Pseudalopex culpaeus), Gato Montes Andino (Felis jacobita), Vicuña (Vicugna vicugna) y Vizcacha (Lagidium viscacia). De la fauna descrita, la Vicuña presenta excelentes posibilidades de manejo y utilización racional, constituyéndose en las tierras marginales altoandinas, como una alternativa viable de ecodesarrollo. Cabe destacar que asociado a lagunas y salares encontramos importantes especies de aves como: Flamenco Chileno (Phoenicopterus chilensis), Flamenco Andino (Phoenicoparrus andinus) y Flamenco de James (Phoenicoparrus jamesis), Gaviota Andina (Larus serranus Caití (Recurvirostra andina) y Pato Juarjal (Lophonetta specularioides).

Flora

En cuanto a la vegetación se definen dos zonas naturales: Desierto y Altiplano.

  • Zona Desértica: Se caracteriza por la ausencia casi absoluta de precipitaciones, las que determinan grandes extensiones, con un paisaje carente de toda manifestación de vida. Abarca para la zona de Ollagüe la Vertiente Occidental de la Cordillera de Los Andes, hasta los 3.800 metros de altitud. Dentro de esta zona y sobre los 2.500 metros de altitud y hasta los 3.800 m.s.n.m., debido al incremento altitudinal y a la influencia marginal de las lluvias de verano que ocurren en el altiplano, se constituyen formaciones abiertas de arbustos achaparrados, de un metro de altura aproximadamente, entre los que destacan el Pingo- Pingo (Ephedra andina), Rica-Rica (Acantolippia deserticola). Cachiyuyo (Atriplex atacamensis) y Javilla (Adesmia atacamensis). Entre los 3.000 y 3.500 metros de altitud, estas formaciones se asocian a diversas especies de cactus entre los que destacan El Cardón (Echinopsis atacamensis) y Paja Blanca (Stipa frígida).
  • Zona altiplánica: Sobre los 3.000 y hasta los 4.600 metros de altitud, aproximadamente, predomina la vegetación esteparia, la que está determinada por la altitud, siendo la aridez relativa y el corto período vegetativo los factores que permiten una fisonomía particular de las formaciones vegetales. Las plantas del Altiplano son de baja altura, con hojas pequeñas y resinosas. Según la fisonomía de las especies dominantes, se pueden distinguir dos (2) comunidades: el Tolar Andino y el Pajonal Andino. El Tolar Andino, está formado por arbustos bajos acompañados por un tapiz de hierbas, de densidad variable. Predomina Chachacoma (Senecio graveolus) y Llaretilla (Picnophyllum molle). El pajonal Andino, está constituido por gramíneas perennes de 60-80 cm, de altura que crecen en champas aisladas entre las cuales se desarrolla un estrato de hierbas anuales y perennes más pequeñas. Las especies más frecuentes son la Paja Brava (Festuca chrysophylla), Iru (Stipa leptostachya), entre otras. El Pajonal Andino, constituye la mayor fuente alimenticia para la fauna silvestre.

Existen además, tres comunidades de carácter azonal que se desarrollan en sustratos muy específicos del ambiente andino:

  • Bofedales, que son vegas pantanosas, pulvenadas; compuestas por cojines duros que dan origen a un suelo orgánico, profundo y turboso, constituido por resto de vegetales semi descompuestos. Las especies más características son el Paco (oxychloe andino), la Sora (Deyeuxia chrysanta) y Coli- Paco (Distichia muscoides). La existencia de agua determina que esta comunidad presenta una alta productividad, lo que permite el sostenimiento de una fauna numerosa.
  • Llaretales, corresponde a una formación vegetal en el que domina las llaretas, cojines compactos de plantas pertenecientes al género Azorella, que se desarrolla en sustratos rocosos.
  • Queñoales,Esta formación vegetal se caracteriza por la presencia de árboles que constituyen un bosquecillo abierto en laderas adyacentes al Altiplano. La Queñoa (Polylepis tarapacana) es un árbol de pequeño tamaño.(Conaf,2.001)
Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: